El titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, ha comenzado a investigar si se cometió algún delito en el encuentro que mantuvo el pasado 20 de enero en el Aeropuerto de Madrid-Barajas el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. Así, entre las primeras diligencias, ha solicitado al Ministerio del Interior que remita el protocolo de llegada de pasajeros al aeródromo.

El juez instructor ha realizado esta solicitud al departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska tras asumir definitivamente la competencia para abrir causa e investigar los hechos denunciados por el PP, Vox y Laócratas dentro del conocido como ‘Delcygate’, el desplazamiento a Madrid en un avión privado de la número dos de Nicolás Maduro, pese a las sanciones europeas que pesan sobre ella.

El magistrado Serrano-Arnal aceptó este mismo miércoles la inhibición del juez de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, a quien le recayó inicialmente la denuncia de los ‘populares’, según han explicado las fuentes consultadas.

De este modo, el titular del Juzgado número 31, que ya tenía en su poder las querellas de Vox y Laócratas, ha acordado agrupar todas en una y ha comenzado ya a estudiar si el encuentro que tuvo lugar en la madrugada del 19 al 20 de enero es constitutivo de los presuntos delitos de prevaricación y desobediencia.

Entre las primeras diligencias acordadas, el juez Serrano-Arnal ha pedido al Ministerio del Interior un informe que explique cuál es la normativa de funcionamiento del aeropuerto, así como quiénes son los funcionarios y encargados responsables de llevar a cabo el protocolo para atender a la llegada de mandatarios. Barajas cuenta con una comisaría propia y en las instalaciones trabajan agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, además de seguridad privada.

El juez también tiene pendiente visionar las imágenes de las cámaras de seguridad de las dependencias del aeropuerto, entre ellas la sala VIP de la terminal de autoridades donde permaneció la vicepresidenta de Venezuela hasta que abandonó España en un vuelo comercial con destino a Doha.

Con información de agencias

Comments

Comments are closed.