La epidemia del nuevo coronavirus mantenía el miércoles su expansión pero el mundo “simplemente no está preparado” para hacerle frente, advirtió un experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En los países más afectados crece el miedo al desabastecimiento de algunos productos, mientras a más largo plazo los responsables económicos empiezan a valorar el posible impacto de una epidemia que afecta a las comunicaciones y a la cadena global de producción.

El mal se ha contagiado ya a 30 países y hay 80.000 afectados, si bien la inmensa mayoría, más de 77.000, están en China, donde las muertes superan las 2.600. En ese país, no obstante, la progresión del mal se está frenando, con el número más bajo de contagios adicionales desde el principio de la crisis. No así en los demás focos, sobre todo en Irán e Italia.

LA EPIDEMIA LLEGA AL SUR DE ITALIA

AFP

En Italia se han producido hoy cuatro fallecimientos más, sumando un total de once, y el número de afectados supera las 320 personas. Las autoridades italianas insisten en que las muertes se producen en los grupos vulnerables, mayores de 80 años. Y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, aseguró hoy que su país es un lugar “seguro, quizá mucho más que otros”.

Italia ha aislado a diez municipios con 50.000 personas que se encuentran en cuarentena e incluso efectivos del ejército controlan que la zona permanece cerrada al mundo exterior. Además, el virus, por primera vez, ha salido del norte de Italia; ya hay tres casos declarados en Palermo, en la isla de Sicilia.

El Gobierno italiano ha pedido confianza al resto del mundo para que no restrinjan las llegadas las visitas después de que algunos países hayan cortado el tráfico aéreo con el país europeo. Con ese objetivo el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, se reunió hoy en Roma con la comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, y con sus homólogos de los países confinantes, Austria, Francia, Eslovenia y Suiza, además de Croacia y Alemania.

Pero en otros países afectados, como en Suiza o en España, los afectados son o italianos o personas que han viajado a Italia, como es el caso de la primera infectada detectada en la península ibérica, una mujer de Cataluña que había estado en el norte de Italia.

ALTO NIVEL DE MORTALIDAD EN IRÁN

En el caso de Irán resulta tristemente irónico que uno de los que se han declarados portadores de la enfermedad sea precisamente el viceministro de Sanidad, Iraj Harirchi, quien colgó un vídeo este martes informando de que ha contraído el COVID-19.

También está contagiado el diputado reformista Mahmud Sadeqí, quien se mostró menos optimista que Harirchi. En un mensaje en Twitter confirmó su enfermedad y dijo que tiene “pocas esperanzas” de sobrevivir.

El coronavirus ha causado ya la muerte de al menos 15 personas en Irán, la cifra más alta fuera de China. El Ministerio de Salud iraní informó este martes de que se habían registrado 34 nuevos casos de contagio, de los que tres pacientes habían fallecido, aumentando las cifras oficiales a 15 muertos de los 95 infectados.Todos los vecinos de Irán han cerrado sus fronteras y cada día nuevas compañías anuncian restricciones de los vuelos a Irán, Italia, Corea del Sur o incluso a Japón, vecino de China.

PRIMER CASO EN FRANCIA

Un primer francés murió debido al nuevo coronavirus en la madrugada del miércoles en París, anunció el ministerio de Sanidad, precisando que se trata de un hombre de 60 años.

“Se sometió de urgencia a las pruebas ayer (martes) en el hospital Pitié-Salpêtrière en un estado gravísimo y falleció en la noche”, anunció el número dos del ministerio, Jérome Salomon. Otro paciente ya había muerto en Francia, un turista chino de 80 años.

En las últimas horas, se confirmaron cinco nuevos casos en Francia, incluido el paciente muerto.

COREA DEL NORTE TOMA MEDIDAS EXTRAORDINARIAS

Corea del Norte anunció un arsenal de medidas “extraordinarias” para protegerse de la epidemia de coronavirus, que van desde consignas de higiene transmitidas por altavoces en las calles hasta el confinamiento de diplomáticos extranjeros en sus embajadas.

El régimen autoritario dirigido desde hace siete décadas por la dinastía de los Kim reforzó todavía más el control de su población para hacer frente a este virus que preocupa especialmente en Asia. El país cerró sus fronteras con China y Rusia, una estrategia de aislamiento que, según diplomáticos y expertos, es la mejor manera de proteger un país con muy malas infraestructuras sanitarias para atender a enfermos.

Ahora todas las personas que llegan a Corea del Norte tienen que seguir un periodo de aislamiento de 30 días. En paralelo las autoridades lanzaron una “campaña antivirus”, indicó la agencia oficial KCNA, que incluye visitas a domicilio para verificar el estado de salud de los habitantes o camionetas con altavoces que circulan por las calles recordando las consignas de higiene.

Los diplomáticos también tienen prohibido salir a las calles de Pyongyang, la capital, una situación que según el embajador ruso, Alexandre Matsegora, es “terrible para el ánimo”.

POSIBLE CASO EN BRASIL

Un brasileño que viajó recientemente a Italia podría convertirse en el primer infectado por el nuevo coronavirus en América Latina, informó el miércoles el ministerio de Salud, que realiza las pruebas médicas necesarias para confirmar o descartar el contagio.

El paciente, de 61 años y residente en Sao Paulo, viajó solo a Italia del 9 al 21 de febrero, a la región de Lombardía (norte) donde se han registrado la mayoría de los casos de infección en el país europeo. Según explicó el ministerio en un comunicado, acudió a un hospital de Sao Paulo porque tenía “fiebre, tos seca, congestión y dolor de garganta”.

El ministerio explica que se han realizado los primeros exámenes preliminares y que “se envió la muestra (a otro laboratorio especializado) para realizar una segunda prueba” que confirme el diagnóstico. El comunicado habla por el momento de “caso sospechoso” y pide “cautela hasta que las informaciones sean oficiales y la investigación concluya”, agrega el texto.

SOLDADO DE USA DA POSITIVO EN COREA DEL SUR

Un soldado estadounidense estacionado en Corea del Sur arrojó resultado positivo al contagio con el nuevo coronavirus, anunciaron el miércoles fuentes militares, en el primer caso registrado entre las tropas de Estados Unidos en ese país.

De acuerdo con un comunicado de la Fuerzas Estadounidense en Corea del Sur, el soldado de 23 años de edad esa parte de un contingente en la base de Camp Carroll, unos 30 kilómetros al norte de Daegu, la ciudad donde se registra la mayoría de los casos de contaminación en el país. Por esa razón, el soldado fue colocado en cuarentena en su propia residencia, fuera de la instalación militar.

Al mismo tiempo, los responsables militares estadounidenses ya iniciaron una investigación de los contactos mantenidos por el soldado para determinar si otros integrantes de la tropa pudieron haber sido contaminados.

EFE y AFP

Comments

Comments are closed.