El canciller de la República, Jorge Arreaza, condenó ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas las sanciones de Estados Unidos contra su país, que calificó de “terrorismo económico”, y criticó a la ONU y a la comunidad internacional por no tomar medidas contra esta práctica.

Denunció que Estados Unidos ha adoptado desde el 2014 “más de 300 medidas unilaterales para afectar el funcionamiento de la economía y menoscabar los derechos humanos del pueblo venezolano”.

“Las medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos equivalen en la práctica a armas de destrucción masiva, así lo denunciamos y así lo sufrimos en Venezuela”, dijo durante su discurso en la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Asimismo, indicó que “se trata de una modalidad enmascarada de guerra. Los tanques, los aviones, las bombas y los misiles, son sustituidos por bloqueos financieros y limitaciones a la producción nacional y en el comercio internacional”.

Acotó que el Departamento del Tesoro de USA “es hoy el Pentágono económico que comanda esta guerra contra millones de seres humanos ante la inacción del sistema multilateral”.

“Le corresponde a la ONU, al sistema multilateral y a este augusto Consejo liderar una contención humanitaria, urgente e impostergable, contra la masiva violación de los derechos humanos que representan esas sanciones”, afirmó el jefe de la diplomacia venezolana.

Comments

Comments are closed.