La Administración de Donald Trump está otra vez evaluando opciones de tipo militar contra el Gobierno de Nicolás Maduro, ahora que percibe una mayor disposición al uso de la fuerza por parte de sus aliados en América Latina.

“A principio en 2017, cuando el presidente (Trump) hablaba con otros líderes de América Latina sobre la necesidad de opciones militares, lo que no significa necesariamente una invasión completa, los líderes de la región se mostraban escépticos, reticentes”, dijo el viernes a ABC un alto funcionario de USA en un encuentro en Washington con un reducido grupo de periodistas.

“Hoy, todos los líderes de la región dicen: es probable que tuvieras razón, es probable que debamos ser más proactivos”, agregó la fuente.

Sobre esas opciones militares, el alto funcionario asintió al ser preguntado por un bloqueo naval para cortar de raíz el tráfico con petróleo venezolano y su envío a Cuba. El alto funcionario no quiso dar más detalles, alegando que no puede hablar las opciones que baraja el Gobierno para facilitar la caída de Maduro. Y es que para ese bloqueo debería desplegarse la Armada estadounidense, o las de sus aliados, en el Caribe.”¿Quiere decir esto que es necesaria una intervención militar en Venezuela? Esperamos que no. Como es patente, las opciones militares tienen un rango que no significa necesariamente una invasión completa de Venezuela, algo que en sí mismo sería una verdadera hazaña”, añadió esa fuente.

Comments

Comments are closed.