La Policía española desarticuló una banda que explotaba sexualmente a más de 200 mujeres latinoamericanas -la mayoría venezolanas-, detuvo a veinte personas y liberó a diecinueve víctimas.

Según informó este viernes la Policía, la operación comenzó cuando los agentes conocieron la existencia de varios clubes de alterne ubicados en la provincia de Murcia (sureste), en los que supuestamente se explotaba sexualmente a mujeres latinoamericanas.

La Policía identificó a una organización, liderada por un peligroso clan familiar, que también traficaba con drogas, que explotaba a las mujeres en clubes de alterne de su propiedad en Murcia.

Las víctimas se encontraban en situación muy precaria en sus países de origen, como Venezuela y Colombia, donde la banda tenía redes de captadores formadas por personas originarias de estos países, que ofrecían a las mujeres falsas ofertas de trabajo en España y les facilitaban el viaje.

El viaje lo hacían grupos de dos o tres mujeres y la banda se hacía cargo de todos los gastos que generaba el desplazamiento.

Pero el mismo día que llegaban España las trasladaban a clubes de alterne propiedad de la organización, donde se les informaba de que debían ejercer la prostitución para pagar la deuda contraída.

La deuda que la banda imponía a las mujeres, aunque era superior al coste real del traslado, en comparación con otras redes no era especialmente elevada, ya que la estrategia de obtención de beneficios de este grupo se basaba en explotar a muchas mujeres, por lo que podía pedir menos dinero a cada una. EFE

Comments

Comments are closed.