La autoridad bursátil de Suiza sancionó el jueves al banco Julius Baer por violar sus obligaciones de combatir el lavado de dinero durante casi nueve años.

Las sanciones se relacionan con posibles actos de corrupción vinculados a la petrolera estatal de Venezuela y la FIFA. La autoridad, conocida como FINMA, citó a Julius Baer “por una seria violación a la ley del mercado financiero” y le prohibió realizar “adquisiciones grandes y complejas hasta que cumpla nuevamente con la ley”.

Además, el banco recibió la orden de reestructurar la contratación y gerencia de asesores de clientes, además de ajustar sus procedimientos disciplinarios y de remuneración.

“La FINMA dio indicaciones a Julius Baer para adoptar medidas efectivas para cumplir con sus obligaciones legales, combatir el lavado de dinero y finalizar rápidamente las medidas que ya comenzó a poner en marcha”, dijo la autoridad al anunciar las conclusiones de la investigación.

El banco con sede en Zúrich, que administraba activos por valor de 426 millones de francos suizos (casi la misma cantidad en dólares) a finales de 2019, dijo que “tomaba nota” de la decisión e indicó que cooperaría “ampliamente” con la autoridad. Agregó que “las deficiencias identificadas se han abordado”.

Los investigadores de la entidad hallaron “fallas sistémicas” en la aplicación de la ley suiza contra el lavado de dinero, lo que derivó en irregularidades “en casi todas las 79 relaciones de negocios” que fueron seleccionadas debido a su riesgo. La amplia mayoría de las más de 150 transacciones examinadas también mostraron irregularidades, dijo la FINMA.

Julius Baer no hizo lo suficiente para determinar la identidad de los clientes, proveer información sobre la fuente de su riqueza o monitorear las transacciones adecuadamente. Un asesor que se hizo cargo de los clientes venezolanos en 2016-2017 cobró millones en bonos y otros pagos a pesar de que el banco había detectado posibles irregularidades en relación con la petrolera estatal PDVSA.

“El sistema de remuneración del banco se enfocó casi exclusivamente en los objetivos financieros y puso poca atención a los objetivos de cumplimiento de las normas y riesgo administrativo”, dijo el regulador.

“Como ejemplo, en 2014 se realizó una transacción de 70 millones de francos suizos con un cliente venezolano grande sin las investigaciones requeridas y aunque el banco supo ese mismo año que el cliente enfrentaba acusaciones de corrupción”, agrega el informe.

El organismo anunció el nombramiento de un auditor independiente para supervisar las reformas internas.

La FINMA ha estado involucrada en varias operaciones contra la corrupción y el lavado de dinero en años recientes, incluyendo casos con la petrolera brasileña Petrobras y el fondo soberano malasio 1MDB. El regulador no mencionó detalles sobre posible corrupción o lavado de dinero que involucrara a Julius Baer o a la FIFA. AP

Comments

Comments are closed.