El vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, anunció una ley para controlar la financiación de las ONG que actúan en el país, amenazando en concreto con investigar a PROVEA por su supuesta connivencia con Estados Unidos para “desestabilizar” la nación caribeña.

“Compañeros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), vamos a introducir una solicitud la semana que viene ante el órgano plenipotenciario sobre la revisión de las leyes que tengan que ver con el financiamiento de las ONG o personas particulares de otros países”, dijo el miércoles en Con el mazo dando.

Cabello apuntó ya al Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA), aduciendo que “se han mostrado pruebas de que está financiada por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) con el propósito de desestabilizar Venezuela”.

PROVEA respondió vía Twitter recordando que lleva 31 años “en una constante lucha por los derechos para todas y todos, a pesar de los obstáculos y las amenazas”, por lo que ha subrayado que seguirá “al lado de las víctimas denunciando los abusos de poder y a los responsables”. “No hay amenaza que nos desvíe de nuestra labor”, ha afirmado.

Humberto Prado, el responsable de Derechos Humanos del gabinete del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, rechazó la amenaza de Cabello a PROVEA, de la que ha destacado que “trabaja arduamente en pro de los Derechos Humanos de cada uno de los ciudadanos”.

Además, Prado ha informado de que ya se lo ha comunicado a los delegados de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que están en Venezuela, así como al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao.

Agencias

Comments

Comments are closed.