El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó este martes de “muy fuertes” las sanciones que el país impuso a Rosneft Trading, una empresa subsidiaria de la petrolera rusa Rosneft, por hacer negocios con el madurismo.

“Hemos puesto sanciones adicionales, sanciones muy fuertes, contra Venezuela”, indicó Trump ante los medios desde la Base de la Fuerza Aérea Andrews, al tiempo que aseguró que Estados Unidos vigila a Venezuela “muy de cerca”. “Veremos qué pasa”, agregó.

Asimismo, se refirió a Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por casi 60 países y la OEA, y especificó que “es la persona que, ahora mismo, Venezuela prefiere”.

Estados Unidos sancionó a Rosneft Trading y a su presidente, Didier Casimiro, en el marco de la ofensiva anunciada por la Administración norteamericana para aumentar la presión sobre el Gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

En concreto, el Departamento del Tesoro estadounidense documentó operaciones de la petrolera con crudo venezolano, que incluyen envíos a África y Asia. Las sanciones implican que todas las propiedades e intereses de la compañía y de Casimiro en Estados Unidos quedarán confiscados.

El Departamento de Estado había avisado en las últimas semanas de que vigilaría las actividades de las empresas que hacen negocios “directa o indirectamente” con el Gobierno en disputa de Maduro, entre ellas Rosneft, la española Repsol o la estadounidense Chevron.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.