Un juzgado de Madrid requirió este martes los vídeos de vigilancia del aeropuerto de Barajas que pudieron registrar el encuentro del ministro español de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, para comprobar si hay posibles delitos.

El requerimiento del juzgado responde a la denuncia presentada por el conservador Partido Popular (PP), el principal en la oposición, para solicitar amparo y que no se destruyan las pruebas de las cámaras del aeropuerto madrileño.

Fuentes del PP señalaron que el auto del juzgado declara que de los datos expuestos en su denuncia “se desprenden indicios racionales de hecho delictivo”.

El encuentro entre Ábalos y Rodríguez tuvo lugar el 19 de enero en el avión en el que ella había viajado hasta el aeropuerto madrileño de Barajas, y generó una tormenta política en España porque la vicepresidenta venezolana tiene prohibida su entrada en la Unión Europea debido a las sanciones comunitarias al régimen de Caracas.

Tras filtrarse la reunión en un medio digital, el Gobierno español dio varias versiones de los sucedido y mantuvo que Rodríguez no llegó a entrar en suelo del país, con lo que no se violaron las sanciones que la UE mantiene desde 2017 contra dirigentes destacados del Ejecutivo venezolano.

El pasado día 8, la Asamblea Nacional de Venezuela, presidida por el líder opositor Juan Guaidó, solicitó al Congreso español una “exhaustiva investigación” de ese encuentro y “los motivos detrás” de él.

Lo hizo en sendas cartas remitidas tanto al Partido Popular como a Ciudadanos (Cs, liberales).

En una entrevista radiofónica, el líder del PP, Pablo Casado, aseguró hoy que hay un “cambio de posición” del Gobierno español con respecto a la “heroica” oposición venezolana.

En ese sentido advirtió al presidente del Ejecutivo, el socialista Pedro Sánchez, de que se acabarán sabiendo los “vínculos” de Podemos, el partido socio en el nuevo Gobierno de coalición, con el régimen chavista y los del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero con el de Nicolás Maduro. EFE

Comments

Comments are closed.