El ministro de Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, dijo hoy a Efe que ya ha puesto en marcha los mecanismos para conseguir, por la vía diplomática, que se levante “lo más deprisa posible” la suspensión por 90 días de las operaciones de la aerolínea TAP en Venezuela.

“Supe de la decisión de las autoridades venezolanas ayer por la noche (lunes), cuando aterricé en Portugal viniendo de un viaje a la India y Bruselas, y a partir del momento en que supe desencadené los mecanismos necesarios para que ahora podamos por vía diplomática ver si conseguimos que esa suspensión sea levantada”, afirmó.

El ministro insistió en que el objetivo del Gobierno es que “esta medida sea levantada lo más deprisa posible” y aseguró que intentará “que las autoridades venezolanas comprendan que esta medida es injustificada, no interesa a nadie y es muy perjudicial para las personas, que deben estar en el centro de nuestras preocupaciones”.

TAP, cuyo mayor accionista es el Estado portugués, ha visto suspendidas sus operaciones durante 90 días por parte del Gobierno de Nicolás Maduro tras la apertura de una investigación por el presunto ingreso de explosivos en un vuelo de esta empresa.

Las pesquisas se refieren a presuntos fallos en la seguridad en el vuelo TP173 que llegó a Caracas procedente de Lisboa hace una semana, en el que viajaban el líder opositor Juan Guaidó – a quien más de 50 países reconocen como presidente interino – y su tío, Juan José Márquez.

El Gobierno de Nicolás Maduro dijo ese mismo día que el tío de Guaidó, a quien apresaron, transportó en ese vuelo explosivos sintéticos, chalecos antibalas no declarados y un plan, redactado en inglés, para cometer atentados en el país.

“Toda la gente sabe que no puede pedir a Portugal cosas que Portugal no hace. Portugal no impide a presidentes de parlamentos desplazarse y regresar a su país. Portugal trata a los ciudadanos respetando sus derechos. Portugal no interviene en la forma como las compañías aéreas venden billetes y transportan personas”, subrayó a Efe el ministro portugués.

Con respecto a la “acusación grave” de fallas de seguridad por parte de TAP, Santos Silva recordó que en Portugal se ha abierto una investigación al respecto que aún está en curso, y lamentó que la suspensión se haya decidido sin tener los resultados de esta pesquisa.

“Ninguna prueba de mi conocimiento fue hasta ahora presentada. El gobierno venezolano decidió suspender los vuelos de TAP sin ni siquiera haber escuchado a TAP, ni haber esperado el resultado de nuestra investigación, sin haber presentado indicios o pruebas mínimamente escrutables de forma objetiva. No sé qué más puedo decir, las cosas hablan por si solas”, apostilló.

Su objetivo “esencial”, aseguró, es que “las personas que tienen sus billetes para viajar con TAP en próximas semanas y meses puedan ver realizar su derecho básico de viajar”, a través de contactos diplomáticos.

Lo que dice el presidente de Portugal

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, lanzó hoy duras críticas a la decisión del Gobierno venezolano de suspender los vuelos de la aerolínea lusa TAP en el país, que consideró “injusta”, “inaceptable” e “incomprensible”.

“Es injusto, es inaceptable y es una postura que en la óptica del Gobierno (luso), del presidente y de Portugal es totalmente incomprensible”, dijo en declaraciones a periodistas en Lisboa, donde habló de “ataques” a TAP y a Portugal “sin mínimo fundamento”.

El jefe del Estado portugués defendió que la suspensión “no puede dejar de ser repudiada” y que tiene impactos en la reputación de TAP y de Portugal.

Rebelo de Sousa mostró su apoyo a la postura defendida previamente por el ministro de Exteriores luso, Augusto Santos Silva, que dijo en declaraciones a EFE que la medida es “injustificada” y “muy perjudicial para las personas”.

EFE

Comments

Comments are closed.