El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, considerado el último dictador de Europa, acusó este viernes a las autoridades rusas de sugerir una unión entre los dos países para obtener petróleo a un precio más barato.

“En el Gobierno ruso aluden a la incorporación de Bielorrusia a cambio de precios únicos de los hidrocarburos”, indicó el dirigente bielorruso, según informaciones de la agencia de noticias Belta.

Lukashenko afirmó tajantemente que los pueblos ruso y bielorruso no aceptarán la incorporación de un país al otro y manifestó que sigue siendo partidario de una integración equitativa.

“La absorción de Bielorrusia por parte de Rusia no es ninguna integración, esto se llama incorporación. Personalmente nunca lo aceptaré”, destacó, tal y como recoge la agencia de noticias Sputnik.

Los dos países mantienen desde enero una pugna por el precio del petróleo. Bielorrusia compraba el crudo ruso a precios inferiores a los del mercado mundial, mientras que Rusia busca hasta 2024 nivelar sus precios para que se correspondan a las tarifas mundiales, algo que no ha sentado bien en el país vecino.

En medio de los desacuerdos con Rusia, las autoridades bielorrusas han declarado en repetidas ocasiones que buscan proveedores alternativos de petróleo y que podrían comprar crudo a Estados Unidos, Arabia Saudí u otros países.

El pasado 20 de enero, la petrolera estatal Belneftekhim anunció la adquisición de 80.000 toneladas de crudo noruego. Este mismo viernes, Lukashenko insistió en que su país continuará comprando a otros proveedores incluso si el precio es mayor al que paga por el petróleo ruso.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.