El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha pedido este martes a la Asamblea Nacional del país que apruebe las enmiendas a la Ley de Movilidad Humana que permitirán “expulsar y deportar a aquellos extranjeros que vienen a delinquir“.

Las reformas, que fueron enviadas en julio de 2019 a la Cámara, están actualmente siendo revisadas por la Comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento, según ha informado el diario local ‘El Comercio’.

“Lo necesitamos”, ha manifestado el dirigente, que ha señalado que la normativa facilitará, a su vez, la deportación de aquellos que son “hallados cometiendo delitos” en suelo ecuatoriano.

“Los extranjeros que vienen a disfrutar las maravillas de este país siempre son bienvenidos. Los hermanos del mundo siempre son bienvenidos. Los delincuentes no“, ha especificado.

Así, ha aseverado que “los que vienen a dañar nuestra sociedad, asesinar, delinquir y hacer crimen organizado” no serán bien recibidos. “Este tema es prioritario”, ha resaltado antes de añadir que aunque “no hay país con cero delincuencia” se puede “trabajar de manera coordinada” para reducirla lo máximo posible.

Las palabras del presidente han tenido lugar tres días después de que Mariana Granja, una mujer de 68 años, fuera asesinada frente a un centro comercial en el norte de Quito, la capital del país.

La Policía ha detenido a un joven de 19 años como principal sospechoso del crimen, un extranjero que se encuentra por el momento en prisión preventiva.

Agencias.

Comments

Comments are closed.