Poco después de la medianoche de este viernes, miles de personas han salido a la calle en el centro de Londres ondeando la bandera británica, conocida como la ‘Union Jack’, para celebrar la salida definitiva de Reino Unido de la Unión Europea.

En la plaza del Parlamento, a poca distancia de Downing Street, donde se ha llevado a cabo la cuenta atrás del Brexit, fervientes defensores de la salida del bloque comunitario se han congregado para vivir lo que consideran un “día histórico”.

La multitud allí presente ha podido ver un vídeo de la breve historia de Reino Unido como Estado miembro, en el que han aparecido figuras relevantes de la política británica, como los ex primeros ministros Theresa May y Tony Blair, a los que han vitoreado y abucheado, respectivamente.

El euroescéptico y líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, ha dado un discurso que ha servido de pistoletazo de salida de una marcha que recorrerá la capital del país y que servirá, a su vez, de señal de aprobación al primer ministro, Boris Johnson, y su Gobierno.

“Punto de no retorno”

“Esto marca un punto de no retorno. Una vez que nos hayamos ido ya no podremos volver“, ha aseverado Farage, que ha expresado que cree que Reino Unido está sentando un precedente para el resto de Europa.

Así, ha destacado que espera que Reino Unido “no reciba nunca más órdenes de Bruselas” y haga negocios con “una Europa de naciones soberanas e iguales”, según ha informado la cadena de televisión BBC.

Con una moneda de 50 peniques en la mano ha afirmado que incluso Tony Blair ha aceptado que la batalla ha terminado y que Reino Unido no se unirá a la UE. “El hecho es que la guerra ha terminado. Hemos ganado… Dejad que lo celebremos como nunca antes”, ha manifestado ante los partidarios del Brexit, que han comenzado a cantar el ‘Good Save The Queen’.

“¡Nos hemos ido!”

“Ya está”, ha afirmado con alivio una mujer mientras el grupo ha comenzado a dirigirse hacia la estación de metro de Westminster. “¡Nos hemos ido!”, ha expresado otro manifestante.

Su visión ha chocado drásticamente con la de aquellos que se han mostrado a favor de permanecer en el bloque comunitario. “Siento que voy a vomitar”, ha señalado un transeúnte.

El alcalde de la ciudad, Sadiq Khan, ha expresado que se siente “descorazonado” y ha sostenido que más de un millón es de ciudadanos europeos viven y trabajan en la capital.

“Estoy muy triste. Nuestros vecinos europeos no son gente de la que tengamos que preocuparnos o de la que tengamos que sospechar. Son nuestros amigos, los ciudadanos europeos son londinenses”, ha lamentado.

Khan ha alertado así al Gobierno de que Londres deberá ser una prioridad en cualquier negociación que tenga lugar de cara al futuro. “Si le va mal a Londres, el país sufre”, ha advertido.

El edil no ha sido el único en manifestar su descontento. Un grupo de personas ha acudido a la plaza del Parlamento para manifestar su rechazo. Sin embargo, agentes de la Policía Metropolitana de Londres han impedido su entrada.

Uno de los policías ha explicado que el grupo ha sido rápidamente dispersado pero que, poco después, los agentes han sido solicitados en otra zona de la plaza cuando el mismo grupo ha tratado de nuevo de frustrar la marcha.

En el condado de Sussex, en el sur de Inglaterra, se ha llevado a cabo una vigilia para expresar “la tristeza de todos aquellos que han estado luchando durante los últimos tres años para detener la salida de Reino Unido de la UE”, tal y como ha subrayado Susie Courtault, organizadora del evento.

Agencias.

Comments

Comments are closed.