Un telescopio en Hawái produjo sus primeras imágenes del Sol, revelando su turbulenta superficie gaseosa con lo que los científicos describieron como detalles sin precedentes.

Las imágenes muestran la superficie cubierta con zonas brillantes con una forma parecida a las células, cada una del tamaño del estado de Texas, que resultan del transporte del calor desde interior del astro. El telescopio puede revelar elementos tan pequeños como de 30 kilómetros (18 millas) de ancho, de acuerdo con la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la cual publicó las imágenes el miércoles.

Observaciones posteriores ayudarán a los científicos a entender y predecir la actividad solar que pueda interrumpir las comunicaciones satelitales y afectar las redes eléctricas, comentó la fundación.

El telescopio se ubica en la isla de Maui.

AP.

Comments

Comments are closed.