El presidente Donald Trump levantó este viernes la prohibición para el uso de minas antipersona por el ejército de Estados Unidos, revirtiendo una medida impuesta por su predecesor Barack Obama en 2014 debido al impacto que este armamento tiene en la población civil.

“El Departamento de Defensa ha determinado que esa restricción impuesta a las fuerzas estadounidenses por el gobierno de (Barack) Obama podría ponerlas en desventaja durante un conflicto“, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Según el texto, el presidente no está dispuesto a aceptar que las tropas estén expuestas a este riesgo.

Esta medida se aplica a un nuevo tipo de minas denominadas “no persistentes” que pueden ser desactivadas de forma remota, en lugar de quedarse enterradas para siempre.

Obama había prohibido el uso de minas antipersona, con la excepción de la península de Corea.

Trump dijo que los militares estadounidenses ahora podrán colocar minas en el mundo en “circunstancias excepcionales” y el Pentágono demarcará la estrategia.

Más de 160 países son parte de la convención de Ottawa para eliminar el uso de minas antipersona.

Entre los países que están fuera de este pacto figuran Estados Unidos, Rusia, China, India y Pakistán.

AFP.

Comments

Comments are closed.