El sindicado que representa a los actores de cine y televisión emitió el miércoles una serie de estándares y normas para los miembros de equipos de producción que supervisan escenas que involucran sexo y desnudos. La meta es combatir el acoso sexual en el plató.

Las reglas anunciadas por el Sindicato de Actores de la Pantalla-Federación Estadounidense de Artistas de Televisión y Radio (SAG-AFTRA por sus siglas en inglés) establece prácticas y políticas para los llamados “coordinadores de intimidad” con el fin de ayudar a las producciones y los actores a navegar escenas sexualmente sensibles.

Bajo las directrices, los coordinadores de intimidad deberán tener reuniones con los productores, directores y guionistas para establecer la cantidad exacta de desnudos que se esperan en la escena y los detalles específicos del sexo simulado como lo establece el guion. También deberán tener reuniones individuales con los actores para tener claro a qué están accediendo.

“Estos protocolos y guías ayudarán a normalizar y alentar el uso de coordinadores de intimidad en producciones, asegurando de esta manera la seguridad de los miembros del SAG-AFTRA mientras trabajan“, dijo la presidenta del sindicato, Gabrielle Carteris, en un comunicado.

Las normas establecen que en el set, los coordinadores deberán revisar los llamados “vestidos de modestia” y barreras físicas usadas durante las simulaciones de sexo en pantalla y estar familiarizados con maneras para ayudar a los directores a coreografiar las escenas de forma que puedan ser creíbles y artísticas sin sacrificar la dignidad y seguridad de los actores.

Las normas creadas por un equipo de líderes del sindicato, actores y coordinadores de intimidad abordan directamente el problema de acoso sexual en los estudios y platós, dijo el director ejecutivo del sindicato, David White, en un comunicado.

Las desviaciones de estos estándares no implican sanciones.

Amanda Blumenthal, fundadora de la Intimacy Professionals Association (Asociación de Profesionales de Intimidad), ayudó a crear las guías y dijo en un comunicado que “permiten el equilibrio correcto entre describir los papeles y las responsabilidades de los coordinadores de intimidad al tiempo que permiten flexibilidad de un programa a otro”.

Esta es la más reciente medida del SAG-AFTRA durante la era del #MeToo en un intento por combatir el acoso sexual y otras conductas sexuales inapropiadas contra los actores. También se estableció un código de conducta en 2018 que entre otras cosas dice que las audiciones y reuniones profesionales similares no se pueden realizar en habitaciones de hotel o viviendas.

AP.

Comments

Comments are closed.