Fue un comisario presente en el aeropuerto en Barajas quien contactó con el Ministerio del Interior de ese país para advertirles de que Delcy Rodríguez no podía entrar en ningún caso en España. Por esta llamada, el ministro Fernando Grande-Marlaska se puso en contacto con Ábalos para persuadirle.

Según reveló este domingo el diario ABC, Ábalos se subió al avión y saludó a la vicepresidenta de Maduro, tras lo que ésta y sus acompañantes se trasladaron a la zona VIP de vuelos privados del aeropuerto.

Dicho encuentro se produjo en la madrugada del domingo 19 al lunes 20, minutos después de las doce. Según las fuentes consultadas por ABC, el avión estaba en suelo español y no en territorio internacional, como señaló Ábalos.

Rodríguez tiene prohibida su entrada en el territorio de la Unión Europea como parte de las sanciones establecidas por Bruselas contra el Gobierno de Maduro.

Comments

Comments are closed.