La candidatura del embajador peruano Hugo de Zela para sustituir al uruguayo Luis Almagro al frente de la Organización de Estados Americanos (OEA), es “francamente divisoria” e “innecesaria”, según el Gobierno de los EE.UU.

Así lo afirmó en Lima a Efe Mauricio Claver-Carone, principal asesor de Trump para América Latina y director para la región del Consejo de Seguridad Nacional de los EE.UU, quien al cierre de una gira por la región reafirmó el apoyo de su país a la reelección de Luis Almagro al frente del organismo para los próximos cinco años.

“Siempre pensamos que Perú históricamente ha querido ser una fuerza de unión democrática, pero sin embargo la realidad es que la candidatura de De Zela para la OEA es francamente divisora, no es de coalescencia, sino de división en un momento donde todos debemos unirnos”, afirmó Claver-Carone.

El consejero de Donald Trump habló después de que el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, visitara el viernes la sede de la OEA para hacer campaña a favor de Almagro, a quien defendió como un “campeón de la libertad” que no tiene miedo a dejarse guiar por sus “valores”.

Claver-Carone apuntó que este tema lo trató con las autoridades peruanas durante su estadía en el país, en donde afirmó que la prioridad de los EE.UU sobre la OEA pasa porque el “organismo esté a la vanguardia de la democracia“.

La OEA es más relevante hoy que lo fue por décadas y eso fue por el liderazgo de Almagro. Ahora por primera vez habla sin ningún tipo de doble rasero ideológico, promueve la democracia y los derechos humanos a pesar de la ideología”, apuntó el consejero.

“Desafortunadamente pensamos que estamos en un momento en el que pensamos que las grandes democracias de la región debemos coalescer bajo el liderazgo de Almagro para su reelección (…) Estamos poniendo todo el peso de los EE.UU a Luis Almagro, las grandes democracias de la región también”, añadió.

En ese sentido, Claver-Carone indicó que su país ha propuesto a Perú, “como el gran aliado que es, y con los valores similares que tenemos”, que presente una agenda con los temas que quisiera que se traten bajo la próxima dirección de la OEA y así ver que “Almagro las incorpore a su plan de trabajo”.

En la unidad está la fuerza, y ese es el mensaje que se debe dar en Venezuela. Este es el momento de mostrar unidad y visión y nos gustaría que Perú se una a todos nosotros y mandemos ese mensaje de no de división”, añadió.

Almagro, desde la OEA, ha sido una de las cabezas más visibles en oposición al gobierno de Venezuela liderado por Nicolás Maduro, así como un defensor de Juan Guaidó como “presidente encargado” del país caribeño.

Además del uruguayo y el peruano, en las elecciones para la secretaría general del organismo previstas para el 20 de marzo también se postula la exministra de Exteriores ecuatoriana y expresidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa.

El actual titular de la OEA cuenta con el apoyo expreso de EE.UU., Colombia y el Gobierno electo de Uruguay; mientras que De Zela está intentando conquistar a la misma base electoral que Almagro a la vez que tiende puentes con algunos países caribeños.

Espinosa, por su parte, confía en los catorce votos del Caricom, aunque fuentes diplomáticas dijeron a Efe que es muy posible que no voten en bloque. Los tres candidatos presentarán sus propuestas ante el Consejo Permanente de la OEA el próximo 12 de febrero. EFE

Comments

Comments are closed.