Actualmente en Venezuela existe una grave crisis en todos los servicios básicos, tal es el caso del suministro de agua, que debido a los constantes apagones, las bombas de distribución se ven afectadas para poder surtir.

Sin embargo muchos ciudadanos en la ciudad capital, optan por las cisternas, que ayudan a “paliar” un poco la situación, las gratuitas son asignadas por Hidrocapital, pertenecientes al Estado, mientras que las privadas deben ser canceladas en dólares, su costo varía entre los 20 y los 100 dólares, y según un recorrido hecho por el diario 2001, en el estado Carabobo pueden llegar a costar hasta 300.

Carlos Duarte, vecino del sector el Paraíso en Caracas, reclama que el llenadero de Hidrocapital ubicado en la zona, tras los apagones se encuentra paralizado.

“Ni el personal de Hidrocapital ha venido a ver qué pasa o qué se puede arreglar, simplemente se dañaron las bombas, pusieron el candado y es otra estructura que se deja perder por el óxido y la mugre”, agregó.

Otra de las zonas que se ven afectadas son Kennedy y Las Adjuntas, que deben apelar por las cisternas para obtener el vital líquido.

Carmen Marín, responsable perteneciente al Psuv del llenadero ubicado en Macarao, dice que “las cisternas privadas que llegan lo único que se les pide una colaboración de un viaje gratis para Kennedy, ellos hacen primero el viaje comunitario luego llenan y se van hacer su viaje privado. A dónde llevan el agua y cuánto cobran no lo preguntamos porque no nos compete”.

“La cisterna es de Hidrocapital, y el servicio es gratuito ya que van de la mano del Barrio Nuevo Barrio Tricolor, y las coordinadoras de los consejos comunales son las encargadas de supervisar la distribución en sus distintas zonas y ver que no se realice ningún cobro, ya que es un servicio comunitario”, recalcó.

Comments

Comments are closed.