¿Ir al gimnasio o ir al cine? A pesar del sedentarismo que parece ligado al hecho de ver una película en una sala de cine, un estudio de la University College de Londres afirma que esta actividad puede ser “tan buena para la salud” como un “ejercicio suave de cardio”.

El estudio del que se hace eco The Times explica que ver una película durante al menos 45 minutos aumenta el ritmo cardíaco al mismo nivel que lo haría un ejercicio físico suave, como una caminata rápida o actividades como la jardinería. La investigación se realizó monitorizando las frecuencias cardíacas de 51 espectadores del remake de Aladdin en Reino Unido.

Entre los descubrimientos del estudio, se comprobó que durante la proyección el público estaba en una “zona cardíaca sana” muy beneficiosa para la salud, así como la mejora de la memoria y la concentración.

Algo que no ocurriría, por ejemplo, viendo una película en casa, puesto que apenas hay distracciones en una sala frente a un salón, algo que permitiría al cerebro dedicar “atención total” a lo que sucede en la pantalla.

Eso sí: ir al cine no basta por sí solo para adelgazar, aunque sus efectos puedan ser buenos para la salud. Mucho menos si el hecho de ir a una sala de cine a ver una película viene acompañado de la compra de palomitas o refrescos, que probablemente anulen los beneficios de ir al cine para el ritmo cardíaco.

Agencias.

Comments

Comments are closed.