Un fuerte sismo sacudió este martes temprano la costa sur de Puerto Rico, anunció el instituto geológico de Estados Unidos (USGS), el último de una serie de movimientos telúricos que han sacudido la isla desde el 28 de diciembre.

El sismo de magnitud 6,4 se registró a 13,6 kilómetros al sur de la ciudad de Ponce, afirmó el USGC, que rebajó su medición inicial de 6,6. Ocurrió a las 04H24 locales (08H24 GMT).

Apenas 10 minutos después, una réplica de magnitud 5,6 se produjo a unos ocho kilómetros frente a la costa suroeste del país, cerca de Tallaboa, y otra de magnitud 5,8 se registró a las 07H18 (11H18 GMT), más de 1,5 kilómetros al sur de esa localidad.

“Toda la isla está sin electricidad”, dijo el director de la Autoridad de Energía Eléctrica, José Ortiz, a la prensa local.

Mientras que la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, publicó en Twitter que los protocolos de seguridad de la isla fueron activados.

También anunció la suspensión de la actividad laboral este martes en el sector público y añadió: “Queremos que todos estén seguros”.

Usuarios de las redes sociales describieron la fuerza del terremoto, que ocurrió en medio de la noche y provocó escenas de pánico entre la población.

Todo el mundo está despierto y aterrado“, escribía una habitante de Puerto Rico en Twitter.

En redes sociales también se compartieron imágenes que parecían mostrar daños importantes en la ciudad de Guayanilla, de unos 20.000 habitantes, así como en la cercana Guanica.

El alcalde de Guayanilla dijo a la televisora local NotiUno que la iglesia de la ciudad colapsó durante el sismo.

Según el Centro de Alerta de Tsunami, no hay riesgos de que el movimiento sísmico provoque un tsunami.

Este terremoto es el más fuerte de una serie de temblores que han sacudido la isla desde finales de diciembre. Los sismos han causado daños materiales pero no hay que lamentar pérdidas humanas.

El temblor de este martes destruyó una de las joyas naturales de Puerto Rico, Punta Ventana, un arco de piedra que se encontraba en la costa meridional de la isla.

Confirman la primera muerte

Un hombre de 73 años se convirtió en la primera victima mortal relacionada con el terremoto que este martes despertó de forma abrupta a los puertorriqueños y dejó sin servicio eléctrico a la isla caribeña.

La Policía de Puerto Rico confirmó que el hombre murió al recibir el impacto de una pared de su vivienda en Ponce, la principal ciudad del sur del territorio caribeño.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, lamentó dicha muerte en declaraciones a medios locales y mostró su pesar.

AFP y EFE

Comments

Comments are closed.