La venezolana Elizabeth Salazar, cuya imagen se volvió viral cuando desnudó su pecho para llamar la atención de decenas de periodistas que daban cobertura a una protesta de pacientes en Caracas, murió este lunes a los 64 años.

“Estamos condenados a muerte”, expresó Salazar en una protesta que se llevó a cabo frente al ministerio de Salud, en Caracas, momento en el cual manifestó la manera en la que había avanzado su enfermedad por no recibir quimioterapias, reseñó NTN24.

En ese sentido, tuvo que emigrar a Colombia con su esposo Luis Escobar para recibir tratamiento médico ya que había señalado que el responsable del calamitoso sistema de salud venezolano es el Gobierno de Nicolás Maduro.

Comments

Comments are closed.