El Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA ha observado una explosión magnética nunca antes registrada, fruto de una variación denominada ‘forzada’ de la reconexión magnética.

En los abrasadores alcances superiores de la atmósfera del Sol, una prominencia –un gran bucle de material lanzado por una erupción en la superficie solar– comenzó a caer de regreso a la superficie del Sol. Pero antes de que pudiera hacerlo, la prominencia se topó con una trama de líneas de campo magnético, provocando una explosión magnética.

Los científicos han visto previamente el chasquido explosivo y la realineación de líneas de campo magnético enredadas en el Sol, un proceso conocido como reconexión magnética, pero nunca uno que haya sido provocado por una erupción cercana.

La observación, que confirma una teoría de hace una década, y cuya observación está disponible en Youtube, puede ayudar a los científicos a comprender un misterio clave sobre la atmósfera del Sol, predecir mejor el clima espacial y también puede conducir a avances en los experimentos de fusión controlada y plasma de laboratorio.

“Esta fue la primera observación de un detonante externo de reconexión magnética“, dijo en un comunicado Abhishek Srivastava, científico solar del Instituto Indio de Tecnología (BHU), en Varanasi, India. “Esto podría ser muy útil para comprender otros sistemas. Por ejemplo, las magnetosferas planetarias y de la Tierra, otras fuentes de plasma magnetizado, incluidos los experimentos a escalas de laboratorio donde el plasma es altamente difusivo y muy difícil de controlar”.

Anteriormente se ha visto un tipo de reconexión magnética conocida como reconexión espontánea, tanto en el Sol como alrededor de la Tierra. Pero este nuevo tipo impulsado por explosiones, llamado reconexión forzada, nunca se había visto directamente, se pensó que se teorizó por primera vez hace 15 años. Las nuevas observaciones acaban de publicarse en el Astrophysical Journal.

La reconexión espontánea previamente observada requiere una región con las condiciones adecuadas, como tener una delgada capa de gas ionizado o plasma, que solo conduce débilmente la corriente eléctrica, para que ocurra. El nuevo tipo, la reconexión forzada, puede ocurrir en un rango más amplio de lugares, como en el plasma que tiene una resistencia aún menor para conducir una corriente eléctrica. Sin embargo, solo puede ocurrir si hay algún tipo de erupción para desencadenarlo. La erupción exprime el plasma y los campos magnéticos, haciendo que se vuelvan a conectar.

Agencias.

Comments

Comments are closed.