El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado este martes su apoyo a Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia para garantizar “una transición democrática” a través de “elecciones libres”, tras la crisis política desatada por los comicios del 20 de octubre.

“Apoyamos a Jeanine Áñez en Bolivia en la medida en que trabaje para garantizar una transición democrática pacífica a través de elecciones libres”, ha escrito el inquilino de la Casa Blanca en Twitter.

Además, ha rechazado “la actual violencia” y “a los que la provocan, tanto en Bolivia como desde lejos”, aunque la intensidad de las manifestaciones se ha reducido significativamente en las últimas semanas.

“Estados Unidos está con los pueblos de la región por la paz y la democracia“, ha reiterado el magnate neoyorquino en la red social.

Washington ya respaldó a Añez nada más proclamarse presidenta interina en calidad de vicepresidenta del Senado, según esgrimió ella, para llenar el vacío de poder provocado por la dimisión de Evo Morales y de otros altos cargos llamados a sucederle.

“Deseamos trabajar con ella y con otras autoridades civiles de Bolivia mientras organizan elecciones libres y justas cuanto antes, conforme a la Constitución boliviana”, dijo entonces el secretario de Estado adjunto de para el Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak.

Morales dimitió el 10 de noviembre después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) detectara “irregularidades” en las elecciones presidenciales celebradas el 20 de octubre.

En un primer momento se instaló en México como asilado político, para después viajar a Cuba por razones médicas. La semana pasada llegó a Argentina como refugiado, tal y como había solicitado a Alberto Fernández como presidente electo del país.

El MAS de Morales y sus opositores han llegado a un acuerdo en el Congreso para celebrar otras elecciones presidenciales, si bien han vetado al líder indígena como candidato, por lo que se limitará a ejercer de jefe de campaña.

Agencias.

Comments

Comments are closed.