El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dijo este miércoles que debe recaudar 255,9 millones de dólares para llegar en el 2020 a 2,7 millones de niños y niñas necesitados en Latinoamérica y el Caribe, donde “varias crisis afectan los derechos de la infancia”.

“UNICEF hace el mayor llamado de recaudación de fondos para ayuda humanitaria en Latinoamérica y el Caribe”, indicó el organismo en un pronunciamiento público divulgado por su oficina regional en Panamá.

Los fondos permitirá a UNICEF dar asistencia urgente a niños y niñas afectados por emergencias en Venezuela (153,2 millones de dólares), países afectados por la migración de Venezuela (64,6 millones) y Haití (18,6 millones).

También se ejecutará un llamado regional para apoyar y responder a situaciones en toda América Central, así como otras emergencias, para lo que se requieren 19,5 millones de dólares.

La acción humanitaria de UNICEF en 2020 es la de proporcionar acceso a servicios de agua, saneamiento, nutrición, educación, salud y protección a los niños afectados por conflictos y desastres.

De la mano con sus socios, los objetivos de UNICEF en América Latina y el Caribe incluyen atender a 2,7 millones de niños en la región, de los 7 millones en situación de necesidad.

También alcanzar a 2,6 millones de personas en Venezuela afectadas por los desafíos económicos y políticos, de los cuales 2 millones se beneficiarán del acceso al agua potable, y llegar a 1,3 millones de personas en países afectados por el flujo migratorio venezolano en América Latina y el Caribe, incluidos más de 630.000 niños.

Contempla además ofrecer asistencia humanitaria a cerca de 650.000 personas en Haití, de las cuales 450.000 se beneficiarán del acceso al agua potable, y mantener cero casos de cólera en ese país caribeño con el Plan del Gobierno para la Eliminación del Cólera 2013-2022.

Bernt Aasen, director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, recordó que en 2019, el número estimado de personas que necesitaban asistencia humanitaria en América Latina y el Caribe “se duplicó en comparación con el año anterior”.

En los primeros 8 meses de 2019, UNICEF y sus aliados llegaron a a 226.000 niños en América Latina y el Caribe, quienes recibieron educación, salud, nutrición, agua y saneamiento, asesoramiento o inclusión social como parte de la respuesta a los flujos migratorios desde Venezuela.

“Estimamos que la violencia, la desigualdad, la migración y los fenómenos meteorológicos extremos llevarán a unos 7 millones de niños, niñas y adolescentes a buscar y depender de la ayuda de emergencia en 2020. A menudo ellos son quienes sufren primero y sufren más”, indicó Aasen.

La directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, señaló que “hoy, en todo el mundo, estamos viendo la mayor cantidad de niños que necesitan asistencia en situaciones de emergencia desde que comenzamos a tener registros”.

Uno de cada cuatro niños vive en un país afectado por el conflicto o los desastres“, afirmó Fore, tras presentar la mayor solicitud a los donantes hasta la fecha, que representa 3,5 veces más fondos que los solicitados en 2010.

Fore remarcó que los conflictos, el hambre, las enfermedades infecciosas y los fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el cambio climático “fuerzan a millones de personas a buscar ayuda para salvar sus vidas”. EFE

Comments

Comments are closed.