Una recepción con la que el presidente Donald Trump agasajó el jueves a altos diplomáticos fue escenario de bromas sobre supuestos “cuartos secretos” en la Casa Blanca.

Luego de una visita guiada por la residencia en Washington, el embajador de Rusia ante las Naciones Unidas, Vassili Nebenzia, dijo que estaba decepcionado por no haber conocido el cuarto “secreto” dedicado a Rusia.

“Gracias por el tour de la Casa Blanca”, le dijo Nebenzia a Trump durante un almuerzo con miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Vimos el cuarto de China, pero no vimos el cuarto de Rusia”, dijo el diplomático ruso, comentario que fue recibido con risas por los demás comensales. Agregó que le daba curiosidad saber si ese cuarto existía pero era “altamente confidencial”.

La chanza de Nebenzia hacía referencia a un comentario anterior del embajador chino ante la ONU, Zhang Jun, que agradeció la hospitalidad de Trump diciendo: “Hemos realizado un tour por varios salones: el salón verde, el salón rojo y también el salón de China“.

El comentario despertó risas del presidente Trump y el grupo de diplomáticos, por el juego de palabras: “china” en inglés significa vajilla o porcelana, y se pronuncia igual que “China”, el nombre del país.

La Casa Blanca tiene un cuarto dedicado a almacenar la colección de vajilla, el “china room”.

Desde que llegó al poder en 2016, China y Rusia han estado de una forma u otra en la agenda de Trump. Actualmente, Estados Unidos está envuelto en una guerra comercial con la potencia asiática, y la administración del republicano ha estado en la mira por sus turbios vínculos con el Kremlin.

AFP.

Comments

Comments are closed.