El diputado a la Asamblea Nacional, William Barrientos, desmintió martes su implicación en los hechos de corrupción a favor del empresario colombiano Carlos Lizcano, vinculado con un programa de Maduro para distribuir alimentos subsidiados.

“La verdad mata a la mentira y quien no tiene nada que ocultar, no tiene nada que temer y si no está implicado en nada tiene que venir a la AN porque los funcionarios públicos estamos obligados a responderle a nuestro pueblo y ser transparente”, indicó.

Destacó que la corrupción debe ser atacada desde todos los ámbitos “venga de donde venga”: “Quién esté implicado en la corrupción debe ser condenado ante la ley tras un proceso de investigación pero con el debido proceso y la legítima defensa y no ante ese tribunal de injusticias”.

“Se le hizo una investigación a Carlos Lizcano que es un testaferro de Alex Saab y allí están las firmas y cada diputado debe responder de manera clara, pero la mía no aparece y no tengo nada que ver. Yo no le firmo a corruptos, ni lo haré”, dijo.

En ese sentido, expresó que “nací de padres obreros, soy médico de la República y soy diputado y todos conocen mis actuaciones. Yo no he firmado ni firmaré ninguna carta de corrupto bajo ninguna circunstancia, primero muerto que delator, primero me suicido antes de amparar a quienes han dañado mi pueblo y han hecho que 38 sobrinos míos estén en diásporas forzadas, que 18 tías estén sufriendo”.

Asimismo, señaló que no ha viajado a la fiscalía colombiana, ni a la mexicana, ni estuvo en Italia: “Yo no he salido de este país sino a defender unos humildes pescadores que el derrame petrolero dañó toda la fauna y eso fue autorizado. Solo salí del país para ir a la Organización Marítima Internacional para defender a esos pescadores para que los indemnice”.

Comments

Comments are closed.