Dos joyas antiguas pertenecientes a los descendientes del dictador español Francisco Franco fueron subastadas el miércoles en Londres por 115.000 libras (135.000 euros, 148.000 dólares) pese a las quejas de las víctimas del franquismo, que reclamaban una investigación sobre su procedencia.

Estas dos piezas, y otra más que quedó sin comprador, formaban parte de una gran subasta de joyas organizada por la casa Christie’s quien, según una portavoz, “respeta y mantiene la confidencialidad” de sus clientes.

La hija del dictador, Carmen Franco, fallecida en 2017, había sido fotografiada luciendo estas joyas. Contactados por la AFP a través de la fundación Francisco Franco, sus herederos no negaron que las piezas ahora les hayan pertenecido.

Un collar Art Deco, fabricado hacia 1925 en platino y oro con cinco esmeraldas cabujón en forma de pera y diamantes de talla circular, fue adjudicado por 80.000 libras (94.000 euros, 103.000 dólares).

Era el precio mínimo aceptado por los vendedores, para quienes la joya podía alcanzar las 120.000 libras.

También se adjudicaron por el mínimo, 35.000 libras (41.000 euros, 45.000 dólares) una pareja de pendientes de 1930 creados por Cartier en platino, con una gran esmeralda en forma de pera, otra tallada en cojín y una más pequeña circular, rodeadas de diamantes.

Agregando las comisiones, las dos piezas se vendieron por 100.000 y 43.750 libras respectivamente.

Pero un espectacular anillo, formado por un gran diamante central de 19,24 quilates tallado en cojín y seis diamantes laterales menores, por el que la familia Franco esperaba obtener entre 120.000 y 180.000 libras, recibió pujas demasiado bajas y no fue vendido.

Ya antes de la subasta, la venta había suscitado polémica en España.

Familiares de las víctimas del franquismo pidieron al gobierno, a través de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que investigase si las joyas fueron parte del patrimonio del Estado y expoliadas durante la dictadura (1939-1975).

“Se ha descubierto que Franco era increíblemente corrupto, que por ejemplo el dinero de los varios bonos nacionales que se emitieron durante la Guerra Civil para comprar armas fue directamente a su cuenta bancaria”, reconoció recientemente en Londres Paul Preston, profesor de la London School of Economics y autor de una biografía del difunto dictador.

El presidente de la ARMH, Emilio Silva, dijo a la AFP haber “registrado hace dos semanas en el ministerio de Asuntos Exteriores” en Madrid una petición al embajador de España en el Reino Unido, Carlos Bastarreche, para que presentase una protesta ante Christie’s por permitir que la familia Franco “capitalice su patrimonio surgido de la corrupción”.

Una portavoz de la embajada en Londres dijo sin embargo el martes no haber recibido dicha petición.

AFP.

Comments

Comments are closed.