Un nuevo servicio de meteorología espacial alerta a las compañías aéreas en tiempo real sobre los riesgos de erupciones solares, un fenómeno natural marcado por el bombardeo de partículas electromagnéticas que pueden perturbar las comunicaciones a bordo de aviones, anunció este miércoles la agencia especializada en el transporte aéreo de la ONU.

Este servicio, activo desde el 7 de noviembre, funciona en base a datos recogidos por los centros de meteorología espacial de 17 países (incluidos Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Bélgica, Canadá y Reino Unido), indicó la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

El nuevo servicio se interesa en particular en fenómenos solares susceptibles de incidir en las comunicaciones de alta frecuencia, los sistemas de navegación por satélite, así como en los niveles de radiación a bordo de los aviones, según un comunicado de la OACI, basada en Montreal.

Las grandes erupciones solares, que se producen en la corona -la capa más externa del sol-, pueden causar tormentas magnéticas que presentan “riesgos serios” para el buen funcionamiento de satélites, aviones, redes eléctricas, comunicaciones electrónicas y de todo lo que se basa en ondas electromagnéticas, dice la OACI.

La eyección de partículas solares “muy energéticas” sobre la Tierra también puede conducir a un aumento considerable de los niveles de radiación en la atmósfera, a altitudes de crucero de los aviones e incluso a nivel del suelo, según su intensidad, dice la agencia.

Las erupciones solares, también relacionadas con las auroras boreales, son causadas por una reconfiguración brutal y repentina del campo magnético solar.

El 4 de noviembre de 2015, una erupción solar apagó los sistemas de radar en los principales aeropuertos del sur de Suecia durante varias horas. Y en la noche del 12 al 13 de marzo de 1989, otra erupción provocó un corte de energía durante más de nueve horas en Quebec.

AFP.

Comments

Comments are closed.