La ONU ha solicitado 1.350 millones de dólares (unos 1.220 millones de euros) para responder a las necesidades humanitarias derivadas de la crisis migratoria venezolana y atender tanto a los 4,6 millones migrantes y refugiados que han salido de Venezuela como a las comunidades de acogida, básicamente en países de América Latina.

En ese sentido, el representante especial conjunto de la ONU para los refugiados y migrantes venezolanos, Eduardo Stein, señaló este jueves que ese plan de ayuda está pensado para 2020 y según los cálculos para finales de ese año podríamos estar llegando a 6.5 millones de migrantes.

“Más de 4.000 venezolanos seguirán saliendo a diario del país, y los recursos deberán ser recaudados a lo largo del año 2020”, dijo durante una entrevista ofrecida a CNN.

Destacó que durante este 2019 se ha logrado una gran cantidad de recursos de diferentes países y organizaciones como la Unión Europea.

“Las urgencias humanitarias están siendo atendidas, pero el reto mayor es la inserción socioeconómica de esta población venezolana en los países de destino, porque están saturados los presupuestos de los países receptores”, aseveró.

Asimismo, comentó que este esfuerzo de 1.350 millones de dólares es complementario a lo que ya los países están desarrollando: “América Latina ha dado un ejemplo de solidaridad ante esta tragedia de la migración venezolana”.

“Colombia al igual que otros países se han coordinado en el denominado plan de Quito, precisamente para no tener que enfrentar solos las presiones de esta migración de venezolanos tan masiva (…) se han organizado de una forma extraordinaria los servicios de salud y educación, pero lo que importa ahora sobre todo es la inserción socio laboral de la población venezolana, que se invierta en las comunidades de acogida y ya hay en marcha una serie de iniciativas para atender esa generación de empleos”, sostuvo.

Comments

Comments are closed.