El partido político Cambiemos informó el lunes que los diputados José Antonio España y Adolfo Superlano fueron expulsados por incumplir los principios éticos de la organización.

“Cambiemos, Movimiento Ciudadano, informa que luego de analizar y discutir el informe presentado por la Comisión de Ética de nuestro partido, la Dirección Nacional ha decidido por unanimidad de sus miembros excluir a los Diputados José Antonio España por el Estado Delta Amacuro y el Diputado Adolfo Superlano por el Estado Barinas de esta organización. El partido ratifica su compromiso con los principios éticos que deben regir la actuación de los diputados a la Asamblea Nacional y apuesta por una Democracia Ciudadana transparente y donde la gente sea su prioridad”, indicaron en un comunicado.

En ese sentido, el diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, dio indicios de que España y Superlano aceptaron algún tipo de beneficio económico del gobierno de Nicolás Maduro, tras haber denunciado la “Operación Maletín Verde”.

“Lo que advertí. ¿Recuerdan lo que dije del hombre del maletín verde? Ya se llevó a dos diputados de Cambiemos”, dijo el dirigente de Primero Justicia.

Vale recordar que Guerra había informado que estaban intentando comprar a diputados para que la oposición pierda la mayoría calificada en la Asamblea Nacional.

Las respuestas de los diputados

Adolfo Superlano y José Antonio España denunciaron una “campaña de descalificación” en su contra por parte del partido Cambiemos.

“No podemos aceptar una campaña de este tipo, porque quienes nos conocen saben que hemos estado del lado del cambio. Para venir al Parlamento tengo que pedir cola”, aseguró Superlano al tiempo que comentó que su salida fue por diferencias con Timoteo Zambrano: “Las razones son netamente políticas por diferencias que tenemos con Zambrano. El oficialismo abandonó sus curules por tres años, pero Timoteo lo ha abandonado por cuatro año. Timoteo ha estado acusado de estar vinculado al gobierno durante 20 año (…) él a veces está con Juan Guaidó y a veces está con Nicolás Maduro”.

Mientras que España manifestó que pese a los desencuentros con Cambiemos, continuará en la mesa de diálogo con el madurismo: “La diferencia de opiniones y criterios políticos ha dado espacio a la descalificación. Se me ha señalado que he sido muy crítico por la gestión de la directiva de la AN , con el diputado Guaidó. Se me ha pedido que le baje el volumen. Esa gestión no ha dado resultados concretos, es una secuencia de hechos por la cual le hemos pedido a la directiva una rectificación. La rectificación no es convertir al 16 de noviembre como un levantamiento”.

Denunció también que quieren impedirle formar una fracción parlamentaria con otros dos diputados: “En la Asamblea Nacional tengamos muchas fracciones no es un delito, todos los que estamos aquí fuimos electos por la tarjeta de la Unidad. Los tres diputados que salimos de Cambiemos conformamos una fracción. Lo de ayer (lunes) fue un acto de descalificación”, publicó Efecto Cocuyo.

Comments

Comments are closed.