El coordinador en la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de refugiados venezolanos, David Smolansky, señaló este jueves que proyectan que el 2019 cierre con cinco millones de refugiados y “para diciembre de 2020 con ocho millones de no haber un cambio en Venezuela”.

“A Maduro no le importa que la cantidad de refugiados llegue a 12 millones y el país quede vacío y debemos insistir en que la migración forzosa sólo se detendrá con la salida de Maduro del poder”, indicó.

En ese sentido, acotó que “nuestro trabajo ha sido en impulsar las políticas para atender a los refugiados venezolanos, de la mano con el secretario general Luis Almagro”.

“La migración forzada venezolana es la más grande de la región y la segunda del mundo, sólo superada por la Siria (…) pero después de estar en Bruselas entendí que para nosotros la salida de Maduro es elemental pero no significa que para el resto del mundo lo sea”, aseveró en una entrevista ofrecida al periodista Sergio Novelli en VPI.

Comments

Comments are closed.