Un hombre inglés, desconocido en el mundo de las finanzas, logró convencer a oficiales del Gobierno de Nicolás Maduro que puede liberar USD 1.500 millones en oro venezolano congelado en Londres.

Según la agencia Bloomberg, el pasado 7 de agosto Charles Vincent llegó a Caracas con un plan para evadir sanciones y hacerle a Maduro (y a su firma) mucho dinero. El ciudadano inglés es representante de una administradora de inversiones llamada Pipaud & Partners, que se describe como “intermediaria comercial entre empresas en Suiza y el mundo”. El medio de comunicación fue a la dirección en Ginebra está en su membrete y no encontraron señales de ella.

El sujeto propuso que Venezuela emitiera un bono de USD 5.000 millones, suscrito por un banco en Singapur, cuyo sitio web indica que se especializa en ofrecer servicios a empresas de eliminación de residuos. Cuando Vincent preguntó a oficiales como podría ser pagado, le avisaron que podían enviarle el dinero a través del banco central de España, narra la periodista Patricia Laya.

Esto llamó la atención de los funcionarios del Departamento del Tesoro quienes han estado presionando en privado a bancos sospechosos de ser parte de tales transacciones

Comments

Comments are closed.