El economista José Toro Hardy, en entrevista para el programa Vladimir a la 1 de Vladimir Villegas, habló sobre el petróleo en Venezuela y la cancelación de deudas de bono 2020 de PDVSA.

Destacó que era “insólito lo que está pasando con los derrames de petróleo en Carabobo, Falcón (…) En este instante hay más de 20 mil pozos petroleros cerrados”.

Dijo que hay un déficit fiscal en el país, añadiendo que hace dos años aproximadamente que PDVSA no publica sus ingresos. “El ingreso petrolero era fundamental para Venezuela, pero ese mismo ingreso se vino abajo”, recalcó.

“La deuda de PDVSA global está por encima de 100 mil millones de dólares y la de los bonos 2020 es de 40 mil millones de dólares (…) La deuda de PDVSA es bastante más que su valor. Hoy Venezuela produce 650 mil barriles de petróleo diario”, indicó.

Señaló que “las empresas petroleras se deben preocupar de producir petróleo, no de sembrar yucas, ni de granjas porcinas como antes se hacía”, a su vez apuntó que “había planes para producir más de cinco millones de barriles diarios pero esos planes se paralizaron”

Por su parte alegó que “la Ley de Hidrocarburos no es viable y PDVSA se ha venido abajo (…) Perdimos algunas refinerías por arbitraje internacional por incumplir algunos contratos”.

“El Estado venezolano empezó a endeudar a PDVSA pero comenzó a dar en garantía las acciones de Citgo, eso fue terrible”. dijo.

Agregó que con respecto a los bonos 2020 de PDVSA “no parece tener con que pagar para el 27 de octubre una cantidad el 913 millones de dólares (…) La que se endeudó fue PDVSA, no Citgo, pero se dio como garantía y podemos perder el control de Citgo, el 100% de Citgo está hipotecado en este momento. Sería gravísimo, porque esas refinerías son vitales”.

“Salvar a Citgo es vital para Venezuela, esas refinerías están diseñadas para las características de nuestro crudo”, apuntó.

Insistió en que “los tenedores de bonos insistirán en que la decisión que vale es de la OFAC”.

Comments

Comments are closed.