Este martes, la municipalidad del Pisco en Perú, anunció que se suspendió el empadronamiento a los venezolanos que residen en esta localidad.

Juan Mendoza Uribe, alcalde de esa entidad, recalcó que dejó sin efecto el registro de los venezolanos debido a que recibió oficios de la Defensoría del Pueblo y del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para que desista de tal propósito, reseñó El Comercio de Perú.

En ese sentido se conoció que la a Defensoría indicó que dar paso a esto, “resultaría contrario al principio de igualdad y no discriminación“.

Destacó que más de 500 venezolanos que viven en Pisco decidieron registrar sus nombres y apellidos. Además se supo que la medida adoptada por la Municipalidad de Pisco no tiene valor migratorio y no participará en dicho empadronamiento.

Comments

Comments are closed.