Francia y Países Bajos mantienen su rechazo a dar ya ‘luz verde’ al inicio de las negociaciones de adhesión a la UE con Albania y Macedonia del Norte, una decisión que requiere el visto bueno unánime de los Veintiocho.

En junio, los Veintiocho aplazaron a octubre cualquier decisión por las dudas de Francia, Países Bajos y Dinamarca de dar ya el paso con ambos países y también Alemania dejó claro que su Parlamento necesitaba más tiempo para tomar una decisión.

Una mayoría de países era partidaria ya entonces de dar ya una señal positiva, especialmente en el caso de Macedonia del Norte, en reconocimiento al acuerdo histórico que selló en julio con Grecia para resolver su disputa por el nombre y el Tratado de Buena Amistad con Bulgaria.

Sin embargo, Francia y Países Bajos mantienen su rechazo a dar ‘luz verde’ ya al inicio de las negociaciones de adhesión, según han explicado fuentes europeas a Europa Press, mientras que otra fuente de la UE asegura que también España y Dinamarca tienen “recelos” en el caso de Albania, cuyo elevado índice de criminalidad y corrupción, junto a su falta de estabilidad política, preocupan a la gran mayoría de países.

París, que insistía en decidir sobre ambos países a la vez junto con Italia, mantiene que el presidente francés, Emmanuel Macron, “todavía no ha tomado una decisión”, mientras que en el caso de Países Bajos, cuyo Parlamento ha rechazado iniciar las negociaciones con Albania, mantiene sus reservas, aunque es “ligeramente” menos reacio en el caso de Macedonia del Norte, en reconocimiento al esfuerzo que hizo para resolver su disputa con Grecia.

“Todo depende de qué va a hacer Francia”, si finalmente acepta iniciar las negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte o no, algo que respalda la práctica totalidad de los países, según fuentes europeas, aunque de momento la discusión de los Veintiocho sigue centrada en si dar ‘luz verde’ o no ya a ambos, algo que abordarán el próximo martes en el Consejo de Asuntos Generales previo a la cumbre del jueves y viernes.

Por su parte, Alemania ya “no tiene problemas” con iniciar ya las negociaciones de adhesión con Albania, aunque su Parlamento sí ha exigido que cumpla ciertas condiciones para garantizar el respeto del Estado de Derecho.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, así como su sucesora, la presidenta electa Ursula von der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; y el presidente de la Eurocámara, David Sassoli; han recordado que los Gobiernos europeos acordaron en junio tomar una decisión “clara y sustancial” como “muy tarde en octubre” y han defendido en una carta conjunta que se dé el paso ya con ambos países.

“Creemos que ahora es el momento de abrir las discusiones de adhesión con ambos países“, han defendido, insistiendo en que la UE se enfrenta a “una decisión estratégica” y pondrá a prueba la capacidad del bloque de “cumplir sus promesas y mirar al futuro”.

Así, los cuatro dirigentes han recordado que ambos países a “han hecho” lo que se les pidió y que “la adhesión no ocurrirá de la noche a la mañana”. “No hay garantía de éxito. Habrá mucho trabajo en reformas por el camino”, han alegado, insistiendo con todo en el interés del bloque de “dar el paso hacia la integración” de estos países.

Europa Press.

Comments

Comments are closed.