El Gobierno de Nicolás Maduro manifestó este domingo su “más contundente repudio a los actos de xenofobia, agresión y persecución” que han sufrido algunos emigrantes venezolanos en suelo peruano y acusó a las autoridades de ese país de permitir y cometer esos ataques.

En un comunicado difundido por la Cancillería venezolana, se advierte que la Administración de Maduro “expresa su más contundente repudio a los actos de xenofobia, agresión y persecución contra ciudadanas y ciudadanos venezolanos que han migrado” al Perú.

En el texto del Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano se afirma que estos “actos bochornosos e inhumanos” son “permitidos o cometidos por autoridades del Gobierno de Perú e instigados por campañas de odio contra el gentilicio venezolano”.

Venezuela denunció que el Gobierno de Martín Vizcarra viola e incumple sus responsabilidades internacionales “al promover y permitir actos de segregación y xenofobia contra ciudadanos que han ejercido su legítimo derecho a la movilidad humana”.

Según la Cancillería del país suramericano, estas acciones que califica de “indignas” son parte del “plan de agresión contra Venezuela, instigado por varios gobiernos racistas de la región, en componenda con la oposición golpista venezolana”.

Perú, Colombia y Ecuador son tres de los países de la región que han recibido al mayor volumen de los más de cuatro millones de venezolanos que, de acuerdo con Naciones Unidas, han abandonado el país en los últimos años a consecuencia de la crisis humanitaria.

Venezuela reiteró su denuncia de este sábado de que el Gobierno y las empresas peruanas ponen “obstáculos” para abastecer de combustible a los aviones con los que la Administración de Maduro ejecuta un plan de repatriación de venezolanos, por lo que suspendieron el programa.

Según información oficial, hasta el primer semestre de 2019 el Plan Vuelta a la Patria había facilitado el regreso de más de 14.000 migrantes venezolanos desde países de la región como Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, República Dominicana, Argentina, Chile, Panamá y Uruguay.

Este domingo, el Gobierno de Maduro exigió respeto a “los legítimos derechos” de los venezolanos que han migrado a “los países cuyos gobiernos han incurrido en acciones hostiles contra Venezuela”.

En el comunicado, Cancillería anunció que presentará “las acciones legales e institucionales de denuncia y protección de sus ciudadanos” ante la Organización de las Naciones Unidas. EFE

Comments

Comments are closed.