El gigante aeronáutico estadounidense Boeing propuso el lunes pagar 144.500 dólares a cada una de las familias de las 346 víctimas de los dos accidentes de su 737 MAX en vuelos de las compañías Lion Air y Ethiopian Airlines.

Los familiares de los fallecidos pueden introducir sus solicitudes de indemnización hasta el 31 de diciembre, según un comunicado de los fondos encargados de estas indemnizaciones.

Gestionados por Kenneth Feinberg, un conocido abogado estadounidense especializado en fondos de compensación a víctimas, estos fondos fueron dotados de un total de 100 millones de dólares.

El monto representa un poco menos que el precio en catálogo de un 737 MAX, las aeronaves que permanecen impedidas de volar en todo el mundo tras el accidente de Ethiopian Airlines ocurrido en marzo en Etiopía y que se produjo pocos meses después del de Lion Air en Indonesia, en octubre de 2018.

Para recibir el dinero, las familias no tienen que renunciar a eventuales procesos judiciales.

“Los fondos están separados y aparte de todo litigio. Es totalmente voluntario, nadie está forzado a participar”, aseguraron sus representantes.

El gigante aeronáutico enfrenta un centenar de demandas por la muerte de ciudadanos de más de una treintena de países.

Los demandantes, que reclaman centenares de millones de dólares a Boeing, afirman que el sistema de control de vuelo del constructor tenía un defecto de concepción, lo que la empresa rechaza.

Las indemnizaciones serán pagadas cuando cada caso sea aprobado, destacaron los fondos, al precisar que todo solicitante deberá probar que actúa a nombre de una familia de las víctimas.

AFP.

Comments

Comments are closed.