El embajador de Venezuela en Perú, Carlos Scull, aseguró que se debe trabajar con las autoridades peruanas para evitar delitos como el que ocurrió en el hostal Señor de Sipán en San Martín de Porres.

“Es entendible la preocupación de los peruanos… por lo que hemos visto últimamente en los medios y porque lamentablemente en unos delitos atroces han estado involucrados ciudadanos venezolanos”, indicó a RTV al tiempo que agregó que estas personas “no los representan, ya que no son más que unos criminales”.

Scull señaló que la comunidad venezolana en las calles rechaza este tipo de actitudes “porque empañan la imagen” de la gran mayoría de estos ciudadanos que “quiere trabajar y que está agradecida en este país que los ha acogido como una segunda casa”, reseñó La República.

Comments

Comments are closed.