El Gobierno español manifestó este miércoles su preocupación por la paralización de las negociaciones que buscan una solución a la crisis en Venezuela y exhortó a los agentes implicados a retomar el diálogo.

Además pidió “reforzar y acelerar” la respuesta “a la seria crisis humanitaria que atraviesa” el país.

En un comunicado, el Ministerio español de Asuntos Exteriores alertó de que la crisis “se agrava día a día, con el consiguiente impacto en los países receptores de migrantes venezolanos”.

Además, destacó que la “atención a la crisis humanitaria debe ser urgente, sin que quepa esperar a que se registren en el plano de la solución política los avances deseados”.

El Ejecutivo español reitera su convicción de que “la solución a la profunda crisis multidimensional que atraviesa el país sólo puede alcanzarse mediante una salida pacífica y negociada entre venezolanos que conduzca a la celebración de elecciones presidenciales anticipadas con las debidas garantías democráticas”.

Apela en la nota a “los avances” alcanzados en el proceso de Oslo e insiste en su disposición “a contribuir, en la forma en que pueda ser más útil, al proceso de generación de las condiciones que permitan reanudar el diálogo a la mayor brevedad.

Este lunes el Gobierno de Maduro y un grupo de partidos minoritarios de la oposición venezolana presentaron una mesa de diálogo nacional que contempla el retorno del chavismo a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), la renovación de autoridades electorales y la liberación de “presos políticos”.

Esta mesa de diálogo no cuenta con el sector mayoritario de la oposición venezolana, liderada por el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, entre ellos España y Estados Unidos. EFE

Comments

Comments are closed.