La corte suprema de Arizona, en el suroeste de Estados Unidos, falló a favor de dos comerciantes que se negaron a diseñar las invitaciones para un matrimonio homosexual por sus creencias religiosas.

La decisión invalida las sentencias anteriores que condenaron a las dos mujeres, Joanna Duka y Breanna Koski, por violar la “Ordenanza de las relaciones humanas” de la ciudad de Phoenix, destinada a proteger a la comunidad LGBTI de la discriminación.

“Las creencias de Duka y Koski sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo pueden parecer anticuadas e incluso ofensivas para algunos, pero las garantías de libertad de expresión y de religión no solo aplican para aquellos que son considerados suficientemente iluminados, avanzados o progresistas. Son para todos”, indicó el fallo aprobado con una mayoría de 4-3.

El proceso comenzó en 2016, cuando Duka y Koski, propietarias de una pequeña empresa de caligrafía especializada en invitaciones manuscritas, demandaron a la ciudad de Phoenix, alegando que obligarlas a aceptar el pedido de la pareja viola sus derechos fundamentales.

Ambas comerciantes, que enfrentaban hasta seis meses en prisión y una multa de 2.500 dólares, argumentaron que su fe cristiana les impide participar de cualquier manera en la promoción de un matrimonio homosexual.

El fallo trata de no generalizar sus conclusiones a todas las actividades comerciales, pero activistas coincidieron que allana el camino para más discriminación.

“El dueño de un negocio podrá poner un aviso en su sitio web o local reservando la entrada de homosexuales“, criticó Brianna Westbrook, transexual y vicepresidenta del Partido Demócrata de Arizona.

Duka y Koski fueron representadas por la organización conservadora Alliance Defending Freedom (ADF), cuyo lema es “por la fe, por la justicia”, que ha trabajado casos similares en Estados Unidos y defendió al chef que se negó a hacer el pastel de bodas a una pareja gay en 2012 en Colorado.

El caso llegó hasta la Corte Suprema, que falló parcialmente en 2018 a favor del comerciante.

AFP.

Comments

Comments are closed.