El fundador de Wikileaks, Julian Assange, seguirá en prisión aunque cumpla toda la condena por incumplir en junio de 2012 las condiciones de la libertad condicional al refugiarse en la Embajada de Ecuador en Londres, principalmente por el “historial de fugas” que arrastra, en opinión del juez.

Una jueza de Londres ha dictaminado que hay “indicios sustanciales” para temer que pueda volver a evadir la acción de la Justicia, como ya hizo hace más de siete años ante el temor de que una extradición a Suecia –donde se le investigaba por delitos sexuales– pudiese abrir la puerta a un posterior traslado a Estados Unidos.

Assange cumplirá el 22 de septiembre la pena de 50 semanas a la que fue condenado, pero seguirá entre rejas. Ese día, según la jueza Vanessa Baraitser, “el estatus cambia de preso cumpliendo condena a persona que se enfrenta a la extradición“, informa la BBC.

Estados Unidos ha solicitado la extradición de Assange en virtud de 18 cargos, todos ellos vinculados con la difusión de información secreta a través del portal que fundó. La vista sobre este caso arrancará el 25 de febrero de 2020, mientras que en Suecia siguen abiertas las pesquisas sobre una presunta violación.

Europa Press.

Comments

Comments are closed.