Las autoridades venezolanas acordaron el jueves medidas administrativas de intervención por cuatro meses al banco privado Occidental de Descuento, la quinta institución financiera del país, tras las acciones que se iniciaron en Panamá y Curazao contra filiales del grupo.

La estatal Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) impuso al banco Occidental de Descuento “medidas administrativas de intervención del Estado” por un plazo de 120 días prorrogables para proteger y asegurar los fondos de los clientes, señala una resolución que fue difunda en la Gaceta Oficial.

La decisión fue acordada tras las medidas de emergencia y de intervención que se acordaron en los últimos días contra AllBank Corp en Panamá y el Banco del Orinoco NV en Curazao, filiales del grupo financiero al cual pertenece también el Occidental de Descuento, agrega el escrito.

El presidente del Occidental de Descuento, Víctor Vargas, descartó que la medida de la Sudeban represente una intervención de la institución y sostuvo que el banco está “operando normalmente, dirigido por su junta directiva”.

Vargas dijo en conferencia de prensa que la decisión solo representa una medida administrativa para “supervisar” el banco de forma cercana.

Como parte de las medidas administrativas se prohibió a los directivos del banco realizar nuevas inversiones, decretar pagos de dividendos, captar fondos a plazos, la apertura de nuevas oficinas en el país y el exterior, adquirir acciones y traspasar inmuebles.

El Occidental de Descuento ocupa la quinta posición en el mercado financiero local en cuanto total de activos y la séptima en número de depósitos, y genera unos 15.700 empleos directos entre empresas financieras, de seguros, construcción e industria.

AP.

Comments

Comments are closed.