La exigencia de un visado humanitario impuesta por Perú a los venezolanos para su ingreso en el país en junio pasado redujo considerablemente su ingreso al país, en donde ya residen 866.080 ciudadanos de Venezuela.

Así lo reveló este jueves el ministro peruano del Interior, Carlos Morán, en una conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP), donde señaló que “a raíz de esta imposición (visa humanitaria) el flujo de venezolanos que ingresan al país de forma regular se ha reducido”.

Así, entre julio y agosto de este año, la cifra de venezolanos en el país se incrementó en apenas un 0,7 %, unas 6.400 personas, cuando la media mensual de ingresos de venezolanos durante los primeros ocho meses de este año era de unas 25.400 personas.

“Entran en forma diaria una cantidad parecida a la que sale, así que la cantidad es estable de venezolanos en el país, no ha sufrido demasiada merma”, agregó.

No obstante, reconoció que también se ha identificado el ingreso irregular “de personas con prontuario delictivo”, por lo que aseguró que su despacho continuará “expulsando a aquellos venezolanos que estén implicados en conductas delictivas”, al mismo tiempo que, aseveró, “se reforzará a la Policía Nacional de Perú y a los agentes de Migraciones”.

Morán precisó que a la fecha se han expulsado ya un total de 200 venezolanos que tienen antecedentes policiales o que alteraron información para ingresar a Perú, como parte del operativo Migración Segura 2019 que lidera su ministerio.

“Queremos que se queden quienes han venido a aportar al desarrollo económico de nuestro país, pero no vamos a permitir que ellos incrementen acciones delictivas graves en perjuicio de los peruanos”, apuntó el ministro.

Asimismo, alertó que la asociación delictiva puede generar la estigmatización contra esta población, algo que el Gobierno peruano rechaza.

Detalló que actualmente en las cárceles peruanas se encuentran un promedio de 2.010 personas de nacionalidad extranjera, de las cuales los venezolanos conforman el segundo grupo más grande, con 415 presidiarios, entre los que se cuentan a procesados judicialmente y a sentenciados.

Perú es el segundo país de la región donde más ciudadanos venezolanos se han instalado, solo superado por Colombia, con cerca de un millón. EFE

Comments

Comments are closed.