Un tribunal federal ha autorizado este viernes a la ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner a ausentarse de las próximas sesiones del juicio que se celebra en su contra por una de las muchas causas de corrupción que tiene abiertas.

La defensa solicitó el jueves que se le permitiera no acudir a las próximas sesiones, en las que declararán los trece acusados en este caso, dado que ella figura en último lugar, según informa la agencia de noticias Télam.

El Tribunal Oral Federal 2 ha accedido a la petición de la antigua mandataria, tal y como ha hecho con otros acusados, incluido el ex ministro de Planificación Julio de Vido.

Fernández de Kirchner se sentó en el banquillo de los acusados por primera vez el pasado 21 de mayo por liderar una organización criminal para defraudar al Estado contratando obra pública en la provincia de Santa Cruz a través de testaferros con el Grupo Austral Construcciones, propiedad de la familia Kirchner. Con ello habría facturado 46.000 millones de pesos (más de mil millones de euros).

La sentencia se espera para principios de 2020, es decir, después de las elecciones presidenciales del 27 de octubre, a las que la líder izquierdista concurre como ‘número dos’ del candidato ‘peronista’ a la Casa Rosada, Alberto Fernández, que parte como favorito tras imponerse al actual mandatario, Mauricio Macri, en las primarias nacionales del pasado mes de agosto.

Fernández de Kirchner tiene otras causas penales abiertas, incluidas las conocidas como Hotesur y Los Sauces –por corruptelas similares–, por las que ya se ha ordenado la apertura de juicio oral. La ex presidenta argentina atribuye la acción judicial a una persecución política.

Europa Press.

Comments

Comments are closed.