Un panel de jueces en Francia desestimó un caso contra la aerolínea Air France y el fabricante Airbus relacionado con la caída en de un avión que volaba de Río de Janeiro a París en 2009, informaron el jueves las autoridades.

La decisión disgustó a grupos de víctimas en Francia y Brasil, que han presionado por llevar el caso a tribunales, al considerar que ambas empresas parcialmente responsables.

La asociación de víctimas FENVAC anunció el fallo, y posteriormente fue confirmado por una fuente judicial que habló bajo condición de anonimato debido a que no estaba autorizada a discutir el caso.

Sophia Seco, directora de la asociación de víctimas, dijo que se apelará el fallo, al que calificó de “inexplicable”.

“Estamos sumamente molestos”, dijo Seco a The Associated Press. “¿Cómo es posible que la justicia francesa ponga punto final al más mortífero accidente aéreo de Air France de esta manera?”.

El accidente ocurrió el 1 de junio del 2009, cuando el vuelo 447 de Air France despegó de Río de Janeiro rumbo a París, pero se estrelló en el océano Atlántico, muriendo las 228 personas a bordo.

La Agencia de Investigaciones de Accidentes de Francia (BEA) descubrió que los sensores de velocidad externos se congelaron y emitieron lecturas erróneas a la aeronave, que perdió altura rápidamente. Además el capitán no estaba en la cabina de mando.

La decisión judicial frustra la solicitud de la fiscalía francesa, que deseaba iniciar un proceso contra Air France por homicidio involuntario aunque había pedido desestimar el caso contra Airbus por falta de evidencias.

La caída del avión y las protestas que generó estremecieron al gobierno francés, copropietario de Air France. Las asociaciones de víctimas además cuestionaron las relaciones entre la aerolínea y Airbus, que también es, en parte, propiedad del gobierno francés.

El caso provocó la implementación de nuevas normas de seguridad aérea relacionadas con los detectores de velocidad, llamados tubos pitot.

Una investigación de la AP en 2009 reveló que Airbus sabía desde, al menos 2002, que había problemas con el tipo de sensores del vuelo 447, pero las autoridades no ordenaron reemplazar esos dispositivos sino hasta después del desplome.

Airbus insiste en que ese avión estaba en condiciones de volar, y expertos en aeronáutica han determinado que el desplome se debió a una amplia gama de problemas. Los críticos dicen que ni el fabricante ni la aerolínea tomaron en serio los problemas con los tubos pitot.

AP.

Comments

Comments are closed.