Facebook anunció el miércoles que endurecerá sus reglas en materia de gastos publicitarios políticos antes de las elecciones estadounidenses de 2020, exigiendo más información sobre los anunciantes para los mensajes relacionados con la campaña.

Se trata de la última iniciativa de Facebook para tratar de contener mensajes engañosos o manipuladores, sobre todo tras lo ocurrido durante los comicios de 2016.

Facebook ya había empezado a exigir a los anunciantes políticos que proporcionen un documento que confirme su ubicación e identidad, pero la nueva regla exige que aporten más información para demostrar que están registrados ante alguna instancia federal estadounidense.

Esta información puede verificarse presentando un número de identificación fiscal o una prueba de que el grupo está registrado en la Comisión Electoral Federal.

Saber quién paga

“La gente debería saber quién trata de influir en su voto y los anunciantes no deberían poder ocultar quién paga los anuncios”, dice Facebook en una publicación de blog.

Las nuevas medidas llaman a “fortalecer el proceso de autorización para los anunciantes estadounidenses y mostrar a las personas más información sobre cada anunciante”.

Facebook dijo que las organizaciones que no se sometan a la verificación verán sus anuncios “pausarse” a mediados de octubre.

Las pequeñas empresas o los políticos locales que no puedan cumplir con los nuevos requisitos podrán colocar anuncios en Facebook aportando un número de teléfono verificable y una dirección postal o información personal. Estos anuncios, sin embargo, no estarán avalados con el sello de garantía de “organización confirmada”.

Facebook dijo que planea hacer mejoras a su “biblioteca de anuncios” para rastrear y comparar más fácilmente los gastos de los candidatos presidenciales de Estados Unidos.

La red tiene también la intención de prohibir los anuncios “que desalientan expresamente a los ciudadanos estadounidenses de votar”.

AFP.

Comments

Comments are closed.