El presidente de Colombia, Iván Duque, pidió este lunes a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que se pronuncie para que, con base en su filosofía y principios, no se caiga en la impunidad frente a delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra donde ha habido procesos de paz.

“Esperamos que la Corte exija que tengamos justicia proporcional para que no se construya impunidad frente a delitos de lesa humanidad o crímenes de guerra graves que pueden generar frustración en los países y sentimiento de falta de aplicación efectiva de la justicia por parte de las víctimas”, aseveró Duque en la inauguración del 62 periodo de sesiones extraordinarias de la CorteIDH en Barranquilla.

En marzo pasado el presidente objetó la ley que daba vida a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), columna vertebral del acuerdo de paz firmado en 2016 por su antecesor, Juan Manuel Santos, con la hoy desmovilizada guerrilla de las FARC y que debe juzgar los delitos cometidos durante el conflicto armado.

El proyecto de ley con las objeciones fue rechazado por la Cámara de Representantes y por el Senado, tras lo cual la Corte Constitucional ordenó el 29 de mayo a Duque firmar la Ley Estatutaria de la JEP.

Con ese revés parlamentario aún reciente, Duque expresó a los magistrados de la CorteIDH que se pronuncien “en los países donde se han adelantado procesos de paz bajo los principios de verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición”.

En esos países como Colombia detalló que “se ha permitido considerar la existencia de un margen interno de apreciación para encontrar soluciones” jurídicas a los conflictos armados.

Sin embargo, aseveró que se requiere que la CorteIDH “garantice en su interpretación en su filosofía y en sus propios pronunciamientos que si bien se habla de reducción sustancial de la pena” se exija que no se caiga en la impunidad.

Cuando presentó sus objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP Duque hizo hincapié en que pretende garantizar la acción penal frente a los crímenes de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra “en relación con quienes no son máximos responsables” para que no haya impunidad.

El mandatario colombiano también pidió a la CorteIDH que transmita “su preocupación” a la Corte Penal Internacional (CPI) y solicite “una investigación formal para que no se sigan produciendo más crímenes diariamente en Venezuela impunemente”.

“Todos los países debemos avanzar en esa dirección y lo podemos hacer con una organización independiente de una institución regional” como la Corte, reclamó.

Por eso, le pidió que tome el liderazgo para llevar ante la justicia los crímenes que considera que se están cometiendo en Venezuela bajo el gobierno de Nicolás Maduro.

“El llamado respetuoso es que ante los reportes que se conocen, el adelantado por la propia Organización de Estados Americanos (OEA) en cabeza del secretario general y el más reciente adelantado por la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet debería servir para que la CorteIDH pueda transmitir su preocupación a la CPI”, concluyó. EFE

Comments

Comments are closed.