El economista Pedro Palma señaló este lunes que el estimado de una cifra para un posible aumento salarial “dependería de la reducción de la presión inflacionaria porque si pretendes neutralizar la inflación a través de incrementos de salarios no se logrará nada, al contrario se agravará, porque esos mayores salarios implican mayores costos laborales a las empresas que se transfieren a los precios y generan presiones alcistas”.

Asimismo, indicó en el programa “A Tiempo”, transmitido por Unión Radio, que otro de los puntos que obstaculiza un posible incremento del sueldo es el anclaje bancario impuesto por el Banco Central de Venezuela.

“El 80% de los depósitos de la banca están encajados en el BCV”, dijo al tiempo que resaltó que “estamos ante una inflación mensual de entre 33% y 35% que ha bajado enormemente de los niveles de enero que, según en BCV, estaba cerca de 200%”.

Manifestó que de aumentarse el salario, éste debe estar acompañado de unas medidas antiinflacionarias: “La situación es realmente dramática, pero no se enfrenta con aumentos compulsivos del salario mínimo“.

“Lo que hay que hacer es afrontar la situación de una forma integral a través de un plan de ajustes orientado a abatir el proceso inflacionario. Ese ajuste debe estar acompañado de un factor de credibilidad que exige atraer inversiones e implica atacar el grave desequilibrio fiscal”, sumó.

Comments

Comments are closed.