La exfiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, acusó al actual fiscal, Tarek William Saab de tener una “red de extorsión a los ciudadanos que son procesados en el Ministerio Público”.

“No hay justicia en Venezuela, además de que está secuestrada, Venezuela es un Estado forajido, un Estado de delincuentes. El que usurpa el cargo de fiscal general, Tarek William Saab tiene una red de extorsión a los ciudadanos que son procesados en el Ministerio Público“, destacó.

A su vez indicó que “Saab junto con Jimai Montiel, director de Drogas en el Ministerio Publico, ha desarrollado una red de extorsión donde utilizan a un primo de Germán Montiel que se llama Juan Pablo Montiel, un abogado litigante”.

Además señaló que “si hay una persona procesada por drogas, son citados en Café Olé o en el restaurante El Barquero (dos conocidos locales de Caracas), y les piden una suma de dinero y que se los depositen en sus cuentas”.

Dice que esta información ya fue pasada al gobierno de Estados Unidos, alegando a la vez que “si tienen un caso en el Ministerio Público, según el caso, tienen que pagar un millón de dólares, 400 mil dólares, cuando los depositan en las cuentas, dictan un sobreseimiento. Esa es la justicia en Venezuela”.

Con respecto a la Dgcim, denunció una situación parecida, donde manifestó que “los casos pueden ser investigaciones reales o fabricadas y piden sumas de dinero, si no los encarcelan o procesan”, reseñó El Estímulo.

“Así está el país, así están todas las instituciones, son centros de corrupción de lo peor. La única institución democrática que queda en Venezuela es la Asamblea Nacional y están tratando de destruirla. Han venido persiguiendo a cada uno de los diputados para encarcelarlos, para que se vayan al exilio o para allanarles la inmunidad parlamentaria”, sostuvo.

Para leer el artículo completo pulse AQUÍ.

Comments

Comments are closed.